Poco peso en la maleta y en la cabeza, mucho en el corazón

Borja Cortés

¿Quién eres?

Borja Cortés Martínez, madrileño, 24 años.

¿Desde cuando haces voluntariado?

Empecé en el mundo de la cooperación con 16 años en grupos juveniles del barrio en mi ciudad, Alcobendas, donde a través de educación no formal y deporte, sacábamos a infancia y adolescencia (en riesgo de exclusión social) de las aceras.

Si fue tu primer voluntariado o experiencia de ese tipo, ¿por qué decidiste empezar?

Empecé en este mundo por mis padres, por mí mismo y por mi ciudad. Quería, por aquel entonces, aprender la palabra empatía ayudando a mi círculo y mis vecinos.

¿A qué tipo de colectivo es al que has ayudado? 

Dicen que en tu vida solo hay dos días importantes, uno es el que naces, por ello celebramos la vida en cada cumpleaños, y el segundo es el que nace el sentido de tu vida. Fue ahí donde nació el mío y desde entonces he pasado por más de 20 proyectos en dos continentes y ahora dirijo proyectos dentro de una de las mejores ONGs de España, Meraki Bay.

Mi ayuda se centra en 4 colectivos, Educación, Ecología, Deporte y Emprendimiento Social.

¿Por qué decidiste sumergirte en esa experiencia en concreto?

Actualmente me encuentro en Africa del este desarrollando Zapas Limpias, proyecto dentro de Meraki Bay, y este proyecto surgió a raíz de cómo podríamos ayudar a comunidades y proyectos de por aquí de cara a la llegada del COVID.

¿Qué es lo que más te costó?

Lo que más me costó fue estar lejos de mi casa en una situación tan delicada, pero bueno, aprendimos a estar cerca aun estando a 10.000 km.

¿Cómo eras antes y después de esa experiencia? ¿Qué cambió?

Cambia en ti lo que tú quieras que cambie. Estar abierto, predispuesto y modo esponja es necesario para enfrentarte al mundo. En mi lo único que cambia después de un proyecto es más hambre del siguiente.

¿Qué valores te encontraste?

¿Valores? Podría irme a lo fácil y hablar de términos como empatía, tolerancia, equidad, etc. quiero explicarme de una manera más compleja y quiero hablaros del pragmatismo. Cómo, aún con el viento en contra, un terremoto bajo los pies y el agua al cuello, seres humanos siguen mirando hacia delante.

¿Por qué crees que es necesario darse a los demás y compartir?

Nunca nada es necesario. Darse a los demás es un tema de actitud, es darte a ti. Al fin y al cabo cada persona se levanta de la cama a diario por un motivo. Ese no tiene que ser el de darse a los demás, tiene que ser el de darte a ti! Ahora, en la actitud de dicho motivo, hazlo haciendo que el resto reciba de ti.

¿Con qué te quedas de tu experiencia?

Personas, recuerdos y buen sabor de boca.

¿La recomendarías? ¿Por qué?

Sin duda. No hay mejor manera de exprimir tu vida que haciendo de ella un zumo para que se lo beban los demas; y si puede, los que más requieran de ese zumo.

¿Algún consejo?

Poco peso en la maleta y en la cabeza, mucho en el corazón.

 

CONTACTO:

borja@merakibay.org

COMPÁRTELO !

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Quieres sumarte a Sharing Luck?

Deja un comentario