La felicidad depende de uno mismo y de cómo veamos lo que nos rodea

Iciar de la Fuente

Hola, me llamo Iciar, acabo de terminar la carrera de Medicina, y durante los años de universidad he tenido la suerte de poder realizar diversos voluntariados en distintas partes del mundo, los cuales, me han enseñado muchísimo a valorar lo realmente importante y ver lo afortunados que somos por tener lo que tenemos, así como aprender que la felicidad depende de uno mismo y de cómo veamos lo que nos rodea, sin importar la circunstancias o situación por la que estemos pasando.

Hace varios años me uní a varios proyectos de voluntariado en Sevilla, como ANDEX, Fundomar, o San Carlos Borromeo, pero no fue hasta el verano de 2017 cuando decidí irme fuera, mi primera experiencia fue en Hualmay, Perú, en el Proyecto Ave, ayudando a niños con discapacidad de los barrios marginados de Hualmay.

En el verano de 2018 decidí irme a Calcuta con la ONG VIDA y Santa Teresa De Calcuta, la experiencia me gustó y aportó tanto que decidí repetir con las Hermanas de Santa Teresa en Nairobi y posteriormente de nuevo en Calcuta.

El voluntariado en la India para mi ha sido, y será, la mejor experiencia en todos los ámbitos que podáis imaginar. La India es un país que te hace sentir una más, todo el mundo está dispuesto a ayudarte, guiarte y hacerte sentir como en casa, te ofrecen todo lo que tienen cuando muchas veces es nada material, pero lo es todo en términos no materiales.

Tras varios días visitando la India, aterricé en el caos de Calcuta, el inmenso caos de la ciudad que tanta paz transmite. Una vez allí, nos apuntamos en Mother House y las Sisters nos asignaron a cada uno una casa dónde ayudar, en concreto a mi me tocó Shanti Damn, además estuve ayudando por las tardes también en Kalighat.

Shanti es una casa en la que viven mujeres con discapacidad mental y física, allí iba en horario de mañana, después de misa, hasta las 12:30 más o menos, por otro lado Kalighat es una casa donde enfermos se encuentran en la etapa terminal de su vida y allí se les acompaña y apoya en lo que necesitan. A esta casa iba en horario de tarde de 15:00 a 17:00h.

No podría expresar en palabras cuánto transmiten todas y cada una de las personas que encuentras en tu paso por la India, cuánto aprendes y cuánto te enseñan y sobre todo lo que la India te hace sentir y crecer como persona y humano, te hace reflexionar y cuestionar muchos aspectos de la vida, te hace ver lo verdaderamente importante.

Para mí, la India, marcó un antes y un después en mi vida, fue tan brutal mi paso por Calcuta que decidí volver con mi padre y mi hermana en navidad, los dos quedaron alucinados e impactados con esta ciudad. Sin duda, puedo decir que han sido las Navidades más especiales que hemos pasado, diferentes, pero únicas y llenas de felicidad y paz, esa paz que tanto las Misioneras de la Caridad, hermanas de Santa Teresa de Calcuta, como los indios y el resto de los voluntarios te transmiten.

La India, sobrepasó todas mis expectativas, me ha enseñado a valorar cosas tan básicas como tener un plato de comida todos los días, o abrir el grifo y que corra el agua. A ver que no por tener más somos más felices y que la felicidad difiere mucho de los bienes materiales, que a veces tenemos que pararnos a pensar y agradecer, agradecer todo lo que tenemos y que no vemos.

He de decir, que más que dar, he recibido, más que enseñar, me han enseñado. He sentido cariño por parte de los demás , en Calcuta te sientes acogida, te sientes una más. 

Cierta es la frase de Santa Teresa “a veces sentimos que lo que hacemos es una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”. Con un simple gesto de cariño, ayudas y lo agradecen tanto…

Las Hermanas de Santa Teresa siempre están al pie del cañón, ahí para todo y para todos, y esto también sentí en Huruma, en los slams de Nairobi, donde también hice voluntariado con ellas.

Es una experiencia que recomiendo a todas las personas, no importa la edad, creencias o personalidad, es algo único que merece la pena conocer, todo lo que aporta es bueno, te llena interiormente, y te permite mirar y ver más allá de lo que estamos acostumbrados a ver.

El interior debe ser el principal poder del exterior

Santa Teresa de Calcuta

El amor es la respuesta

Santa Teresa de Calcuta

Estas son las dos frases de Santa Teresa, que a mí me han marcado y que me ayudaban a seguir en momentos de desasosiego y dudas durante el voluntariado. No dudes en ir, descubrirás un mundo increíble y te abrirá la mente, crecerás y volverás cambiado, a mejor.

CONTACTO:

COMPÁRTELO !

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Quieres sumarte a Sharing Luck?

Deja un comentario