Aprendí que un abrazo de verdad te lo dan solo unos pocos

Leyre de Garay

¡Hola a todos! Me llamo Leyre de Garay, tengo 22 años y soy la mayor de cinco hermanos. Estudio Medicina en la Universidad de Sevilla. Un detalle importante en este voluntariado es que tengo espina bífida, una lesión medular congénita que me afecta fundamentalmente a la movilidad de las piernas. Si quieres saber un poco más de todo esto, te animo a seguirme en  mi cuenta de Instagram que te dejo más abajo, en la que he lanzado un proyecto para hablar y normalizar la discapacidad.

A pesar de esta limitación, desde los 13-14 años he realizado diferentes actividades de voluntariado, pero eran muy cortitas y siempre me quedaba con más ganas de conocer más a fondo a las personas que trataba y los problemas que afrontaban en su día a día. 

Cuando empecé la facultad, un compañero mío acababa de fundar una ONG que se llama University & Solidarity. En ella se buscaban jóvenes dispuestos a ayudar a personas que lo necesitaran durante los meses del curso escolar. Pero teníamos la ilusión de ir más allá, de salir un poco de nuestra zona de confort…y los coordinadores organizan un voluntariado en un pueblecito de Portugal que se llama Portalegre.

Debido a mis limitaciones físicas, y aunque siempre había querido irme al extranjero a hacer voluntariado, me daba un poco de respeto. No estaba del todo segura de si iba a ser capaz de ofrecer la ayuda que se iba a necesitar. A pesar de los miedos y la inseguridad, y animada por mi familia, mis amigos y la propia ONG, me lancé. Y qué alegría.

Al llegar allí me adjudicaron un centro de día para personas con discapacidad psíquica e intelectual. En este centro faltaban muchas manos, muchas personas para poder ayudar y estar con las personas que necesitaban una ayuda más personalizada. Los poquitos que fuimos allí, intentamos cubrir un poco ese déficit que había provocado lógicamente por la falta de recursos. Aprendí a ser feliz con muy poquito, aprendí que un abrazo de verdad te lo dan solo unos pocos, pero allí te los regalan a raudales. Y sobre todo, aprendí que muchas veces, la ayuda física es mucho menos importante que la emocional. Todos querían tenernos cerca, que jugáramos con ellos, que escucháramos lo que nos querían contar. Eso era lo que más agradecían.

Lo que más me costó fue salir de mí, de mis problemas, de mis preocupaciones, y centrarme en las de las personas que tenía enfrente. Al final, creo que todos tendemos un poco al egoísmo, y con esta experiencia aprendí a priorizar muchísimo más las dificultades de los demás antes que las mías. Estoy convencida, de hecho, que cuando hacemos el esfuerzo día a día de vivir para los demás nosotros mismos también ganamos porque somos mucho más felices. La felicidad la encontramos dando lo mejor de nosotros, no recibiendo cualquier cosa que nos pueda apetecer o incluso que necesitemos.

Por supuesto, que yo realizara con normalidad este voluntariado fue gracias a mis compañeros, que en ningún momento dudaron en echarme una mano cuando yo misma lo necesitaba. Os doy las gracias una vez más por todas las facilidades que me pusisteis para que mi estancia fuese lo más cómoda posible.

Recomendaría al 100% vivir una experiencia como esta. Es verdad que si mis circunstancias físicas me dejasen, me hubiese ido mucho más lejos a ayudar, pero poder vivir las entrañas de un centro de personas con discapacidad psíquica es algo que me ha ayudado mucho a entender la realidad que viven muchas personas también en nuestro país. Intentad buscar el sitio en el que sintáis que vais a ayudar mejor, en el que penséis que vais a poder entregar más de vosotros mismos. Si vais con ese objetivo al voluntariado que elijáis, estoy convencida de que ayudaréis y disfrutaréis ayudando. Id con la intención de daros por entero, y al final recibiréis mucho más de lo que deis, aunque efectivamente lo deis todo.

CONTACTO:

Instagram: leyredegaray_98

Email: leyredegaray@yahoo.es

COMPÁRTELO !

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Quieres sumarte a Sharing Luck?

Deja un comentario